Cozumel.- Elementos de la Policía de Cozumel llevaron una sonrisa a niños residentes del asentamiento irregular Las Fincas, obsequiándoles juguetes y dulces, como parte de sus actividades de proximidad social.

Esta acción se realizó haciendo contacto directo con las familias que radican en esa zona, para crear confianza con los elementos y hacerles del conocimiento que la presencia policial se mantiene durante las 24 horas a través de los rondines.

Los policías organizaron el encuentro con los menores, quienes además de recibir sus regalos, tuvieron la oportunidad de convivir con los oficiales generándose así un vínculo directo con la ciudadanía.

Los elementos que participaron, mencionaron que el convivir con los menores los llenó de alegría y satisfacción pues la Policía Quintana Roo es cercana a la ciudadanía.