Lo bonito del amor es que hay para todos los gustos y sabores. ¿Ya vieron con cuál se proyectan?