El gobierno del estado activó el Protocolo Emergente para la Atención del Sargazo de Quintana Roo, iniciativa del gobierno federal, en el que destinarán 15 millones pesos para combatir el problema. 

A través del Protocolo se acordó dividir el litoral costero de Quintana Roo en nueve zonas y dos islas para una mayor difusión a  hoteleros y concesionarios, con el objetivo de que los ocupantes puedan articular de manera conjunta estrategias para la contención del sargazo.