Ante los recientes casos de la tala clandestina en el estado y en el país, se propuso una nueva iniciativa, para que empresas e industrias que se dediquen a la madera presenten informes cada seis meses explicando la procedencia de la misma con el propósito de evitar que se siga atentando contra el medio ambiente.

Cabe mencionar que anteriormente los informes se tenían que entregar anualmente, ahora, con la iniciativa propuesta por la diputada federal y secretaria de la Comisión de Medio Ambiente, Martha Olivia García, se pretende acortar el plazo, y aunque ya fue aprobada en Comisiones, en los próximos días se espera la respuesta del pleno.

La Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable “establece la obligatoriedad hacia los propietarios de centros de almacenamiento y transportación de materias primas y productos forestales de rendir información sobre los movimientos registrados semestralmente y vigilar, estipular y sancionar la comercialización incorrecta de productos forestales, subsanando su recurrencia, a efecto de reducir el incremento de pasivos ambientales y de la inseguridad por la obtención de recursos fuera del orden económico legal.”

Con esto se busca que las industrias y empresas no compren madera robada ni mucho menos corten y vendan.