La guaya (Melicoccus bijugatus) es una fruta endémica de la zona tropical de América, principalmente de México.

Nace en los estados de Yucatán, Quintana Roo y Campeche, su cosecha comienza en junio y se extiende hasta finales de agosto.

La guaya crece en un árbol de la familia de las sapindaceae en las regiones tropicales de América y alcanza los 30 metros de altura.

Quizás no la conoces por este nombre, pues también es llamada huaya, mamón, mamoncillo, anoncillo, maco, papamundo y quenepa.

Es redonda y pequeña, tiene entre 2 y 4 centímetros de diámetro, de cáscara delgada verde y pulpa anaranjada.

Tiene una semilla de gran tamaño en el centro del fruto, así que se suele consumir sorbiendo la carne de la fruta hasta que la semilla queda expuesta.

La cantidad de pulpa es relativamente pequeña, pero también se puede hervir para separarla de las semillas y hacer bebidas o mermeladas con un sabor dulce pero no empalagoso.

la-guaya-fruta-endémica

Es agridulce y contiene 85% de agua y es una fuente rica en carbohidratos hierro, fósforo, vitaminas B1, B3, B6, B12 y C minerales y ácidos grasos insaturados.

En la Península de Yucatán se acostumbra a consumirla sola o con sal y chile. Con esta fruta también se hacen conservas, aguas frescas y hasta cervezas.

Propiedas y uso medicinal de la guaya

Los componentes que presenta esta fruta hacen que aporte ciertos beneficios a la salud por el simple hecho de consumirla.

Pero debemos saber que también tiene usos medicinales separados de su consumo para la alimentación.

Buena para perder peso

En una ración de unos 100 gramos de pulpa de huaya, encontraremos únicamente 58 calorías.

Su baja cantidad de carbohidratos y nulidad en cuanto a grasas la hacen una fruta perfecta para añadirla a nuestra dieta.

Regula la digestión

A nivel medicinal, la huaya se utiliza principalmente para regular la digestión.

Se pueden consumir sus semillas tostadas y mezcladas con miel para cortar la diarrea.

Limpia los riñones

Sus propiedades depurativas y desintoxicantes la hacen una excelente cura para el malestar de riñones.

Protege tu cuerpo

Una de las propiedades más maravillosas (y bajo estudios) es que, como el brócoli, podría ser un escudo contra el cáncer.

A pesar de no estar científicamente comprobado, es posible que contribuya a inhibir las células cancerígenas.

Su consumo está especialmente indicado en pacientes fumadores.

¿Has probado esta deliciosa fruta?

Te recomendamos: EL PALACIO PREHISPÁNICO OCULTO EN UN BARRIO DEL ESTADO DE MÉXICO