La Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró que las prohibiciones de viajes internacionales no podrán mantenerse indefinidamente y que los países tendrán que hacer más para reducir la propagación del COVID-19.

Durante una conferencia virtual celebrada en Ginebra, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, aseguró que el mundo podrá vencer la pandemia de COVID-19 únicamente si se cumplen estrictamente las medidas sanitarias, desde el uso de mascarillas hasta la prohibición de grandes reuniones.

“Cuando se siguen estas medidas, los casos disminuyen. Donde no se siguen, los casos suben”, comentó celebrando a Canadá, China, Alemania y Corea del Sur por controlar los brotes.

Al respecto, el jefe de programa de emergencias de la OMS, Mike Ryan, argumentó que era imposible que los países mantuvieran cerradas sus fronteras en un futuro previsible.

“Va a ser casi imposible para los países mantener sus fronteras cerradas de manera individual en el futuro previsible. Las economías tienen que abrirse, las personas tienen que trabajar, el comercio tiene que reanudarse”, aseguró.

También comentó que cuanto más entendamos la enfermedad y seamos capaces de sobrellevarlo, seremos más precisos para eliminarlo de la sociedad.