La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) ha perdido un total de 970 animales silvestres, entre el 2019 y 2020, denunció la organización internacional AnimaNaturalis.

A través de una investigación basada en documentos obtenidos por la Plataforma Nacional de Transparencia, la organización detalló que se desconoce el paradero de leones, tigres, jaguares, pumas, cocodrilos, boas, jabalíes, ciervos y guacamayas.

profepa-pierde-animales-silvestres

Te podría interesar: CANCÚN ROMPE RÉCORD EN ANIDACIÓN DE TORTUGAS MARINAS

Según dijeron, no se cuenta con datos del lugar donde la PROFEPA depositó 781 animales durante 2019 y 189 de enero a julio de 2020.

Animales silvestres extraviados

Entre las especies perdidas por la PROFEPA se encuentran:

  • 21 grandes felinos (tigres de Bengala, leones asiáticos, jaguares y pumas).
  • 43 cocodrilos de río y de pantano.
  • 114 venados cola blanca.
  • 53 boas.
  • 33 iguanas verdes.
  • 44 víboras pitón.
  • 200 tortugas.
  • 25 ciervos de la Berbería.
  • 13 monos (saraguato, araña, capuchino y aullador).
  • 3 avestruces.
  • 20 mapaches.
  • 87 loros.
  • 58 pericos.
  • 20 guacamayas.
  • 2 gatos montés.
  • 12 geckos.
  • 10 camaleones.
  • 2 jabalíes.
  • 17 búhos.
  • 41 aguilillas.
  • 11 halcones.
  • 141 ejemplares de una gran variedad de aves y reptiles.

Además, los ambientalistas denunciaron que la mayoría de estos ejemplares de vida silvestre se encuentran en alguna categoría de riesgo en la Norma Oficial Mexicana 059.

Otros, añadieron, están en algún apéndice de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), por lo que tienen un alto valor en el mercado negro.

Recortes afectan labores

De acuerdo con Arturo Berlanga, director ejecutivo de AnimaNaturalis México, esta situación es gracias a la falta de recursos, personal y desconocimiento del sector en el tema. Además de la falta de transparencia, malos manejos y actos ilícitos.

Asegura que es muy probablemente que estos ejemplares hayan regresado “al tráfico ilegal por la puerta de atrás”.

Explicó que a esta práctica se le conoce como “blanqueamiento” de los animales. Dado que ante la falta de recursos, terminan en otros sitios de resguardo como zoológicos, criaderos o hasta circos particulares.

En este contexto, destacó que 7 de los 9 refugios que tenía la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para atender a los animales asegurados en operativos, cerraron sus puertas por la falta de recursos económicos por “medidas de austeridad”.

¿Qué opinas?

Te podría interesar: PLAYAS DE CANCÚN CONTAMINADAS CON MICROPLÁSTICOS Y COLILLAS DE CIGARRO