La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) implementará un operativo de vigilancia en el sector comercial, con el fin de evitar que se realicen abusos contra los locales y turistas durante la temporada vacacional de verano en Cozumel.

De igual manera, activará módulos de atención en el muelle fiscal San Miguel, a fin de brindar apoyo a los visitantes nacionales y extranjeros que tengan dudas o hayan sido víctima de estafa o de un mal servicio por parte de los comerciantes.

Al respecto, la encargada de la dependencia en el Estado, Ana Laura
Castillo declaró que los giros comerciales más vigilados serán
restaurantes, bares, tiendas departamentales, arrendadoras de vehículos, tiempos compartidos, aerolíneas, así como los diversos centros de hospedaje, entre otros; por lo que exhortó a los encargados  a mantener los precios a la vista  y respetar las promociones ofrecidas a la consumidores.

En caso de incumplimiento, explicó que la Profeco, aplicará medidas como la suspensión de negocios o inmovilización de productos, además de que podría imponer multas de hasta 1 millón de pesos.

Por ello, la funcionaria puntualizó que tanto la oficina y los módulos operarán de lunes a viernes, a fin de atender de manera inmediata las quejas que puedan presentarse y de ser posible, conciliar entre los negocios y los consumidores.