La Profeco ha alertado a la población sobre el aumento de los precios del servicio funerario por “coyotes” en diferentes ciudades del país ante las defunciones por COVID-19.

La dependencia informó que varias personas han contratado servicios no directamente con las funerarias, sino con terceros, quienes les venden paquetes de servicio funerario, trámites ante las autoridades y permisos de inhumación a un precio encarecido.

Ante esto, la Profeco señaló informó que mediante visitas de verificación y monitoreo se constató que la mayoría de las funerarias no han modificado sus precios.

Los precios actualmente en Cancún oscilan entre los 14 mil 920 pesos en el servicio de inhumación y los 15 mil 899 pesos para servicios de cremación.