Kantunilkín.- Se preparan autoridades para cuidar el medio ambiente, ante la temporada de secas que se avecina donde estarían en riesgo miles de hectáreas de selva mediana y alta, mientras que en Lázaro Cárdenas se buscará proteger la reserva de flora y fauna Yum Balam que cuenta con 154 mil hectáreas.

De acuerdo con los pronósticos de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) prevé que este año sea extensa la temporada de secas aunado a los fuertes vientos y la cantidad de hojarasca seca que existe en la selva que se convierten en material combustible para los incendios.

La dependencia recordó que fue en el año 2011cuando se tuvo una de las peores temporadas de incendios forestales con más de 30 mil hectáreas de selva mediana, baja y arbustos arrasados por 30 conflagraciones en el estado de Quintana Roo.

En ese mismo año, en Lázaro Cárdenas se dañaron 4 mil 700 hectáreas en la zona conocida como Santa Julia, pero la buena noticia es que del año 2011 a la fecha los incendios han sido mínimos por lo cual se insistirá en la prevención de estos siniestros para conservar la flora y fauna.