Kantunilkin.- Conservando sus tradiciones, una familia de la colonia Miguel Borge Martin prepara condimento, mejor conocido como recado, que es indispensables para la elaboración del relleno negro, una comida tradicional.

Se trata de la señora Teresa Balam Chimal quien, a sus 64 años de edad, prepara sus recados y los vende en  su domicilio, ya que es la materia prima para la elaboración de diversas comidas, principalmente el relleno negro y chirmole.

La señora trabaja todos los días iniciando con la quema de chile seco, actividad que realiza en las afueras de la ciudad para evitarse problemas con los vecinos.

La labor la realiza con su esposo el señor Vicente Canul quien ayuda a moler el chile seco obteniendo una pasta llamada recado que pone a la venta desde 10 pesos en adelante.

Al explicar cómo se realizan estas actividades agrega que desde que era una muchacha aprendió a elaborar el recado negro casero. “Nosotros mismos sembramos el chile, dejamos que se seque para quemarlo y agregándoles otros ingredientes se muelen y se amasan hasta tener una pasta que conocemos como recado casero”.