Felipe Carrillo Puerto.- El ex delegado de la población de Santa Rosa, Baldomero Poot Pat, informó que la contingencia causada por el COVID-19 ha agravado el problema de desabasto de maíz en esa demarcación, aunado a que en el ciclo pasado pocos campesinos pudieron lograr sus cosechas por lo que para subsistir tienen que comprar este insumo que es el principal alimento de las familias.

En este sentido indicó que este desabasto desde principios de este año se está sufriendo, sin embargo se agravó más en esta contingencia y con el despido de trabajadores de los hoteles de la zona norte lo que implica mayor consumo de alimento y demanda de este producto indispensable para más de 200 familias de la comunidad de Santa Rosa.

Refirió que la empresa comunitaria Diconsa solo surte no más de 60 bultos de maíz de manera quincenal o mensual, y no cubre la demanda de las familias del poblado, ya que cuando llega el insumo en minutos todo el producto es vendido a las personas por lo que el desabasto persiste y muchas familias tienen que viajar a otros poblados para poder surtir el grano.

Por último dijo que el gobierno del estado o en su caso el gobierno federal, deben de planear alguna estrategia para atender la necesidad que se tiene en este municipio en donde el principal alimento es a base del maíz y que al no haber producción en las milpas por las condiciones atípicas la situación se vuelve preocupante, apuntó.