Kantunilkin.- Sufren familias de las comunidades rurales de la zona sur del municipio de Lázaro Cárdenas por las bajas temperaturas que afectan a la zona, además ponen en riesgo su integridad al prender fogones dentro sus endebles viviendas para mitigar lo helado de la madrugada.

El 60 por ciento de las viviendas en las comunidades rurales están construidas con material de la región como huanos y maderas que son muy inflamables en caso de que las llamas de los fogones las alcancen pero, a pesar de ello, las familias no tienen más opción para protegerse de las bajas temperaturas, principalmente a niños y personas de la tercera edad.

El director de Protección Civil, Alex Eroza Betancurt, señaló que esta es la única opción que tienen para protegerse: “afortunadamente no se tienen antecedentes de que alguna vivienda se haya incendiado por esta razón pero el peligro es latente”, aseguró.

Las familias corren el riesgo de enfermarse de enfisema pulmonar al exponerse al humo de los fogones que prenden en el interior de sus viviendas ya que es la única forma de permanecer cálidos y poder dormir ante las bajas temperaturas que se han presentado en la zona.