Todo esto forma parte de un movimiento “México Unido contra la Delincuencia”, el cual expone que siempre hay alternativa ante la situación violenta que hoy vive el país, ocasionado en su mayoría por el narcotráfico.

Hace unos días el juez Víctor Octavio Luna de la Ciudad de México, avaló el consumo y posesión de cocaína personal a dos individuos mexicanos, mismos que han resguardado sus datos personales por motivos de seguridad.

Es así que con argumentos sólidos, asesorados por abogados, el uso y posesión de cocaína podría ser legalizado para estos dos individuos, quienes esperan la resolución irrefutable por parte de los Tribunales Colegiados de Circuito por la misma Suprema Corte de Justicia de la nación, debido a las características “especiales” de estos casos.