Luego de que todo el mundo culpara a los chinos de ocasionar la pandemia de COVID-19 por el paladar tan exótico que tienen, Vietnam dijo “no quiero ser el siguiente responsable de otro mal”.

Así es, el Gobierno de Vietnam ha prohibido la importación y el comercio de animales salvajes y también ordenó cerrar los famosos mercados (ilegales) donde se vende, para impedir que surjan nuevas pandemias como la del coronavirus.

El miedo que tienen en Vietnam es tanto, que el Primer Ministro, Nguyen Xuan Phuc, firmó la orden para que esta se realizara inmediatamente. Ninguna persona podrá cazar, comerciar, transportar, matar y almacenar animales salvajes.

La organización ecologista WWF afirma que esto “podría indicar un importante cambio de rumbo en la conservación de la naturaleza en Vietnam”.

Sin duda, esta decisión representa un gran avance que permitirá proteger a muchas especies y la salud pública.

¿Sabías que con 95 millones de habitantes, este país solo ha tenido 412 casos confirmados de COVID-19?

Es algo que se logró gracias a los planes de contingencia de las autoridades, quienes ordenaron un cierre temprano de fronteras y el aislamiento de las comunidades en las que se detectaba un solo caso.

¡Muy bien por Vietnam!

 

Te podría interesar: ALERTAN DECLIVE DE TIBURONES EN EL OCÉANO