José María Morelos.- Ganaderos de la zona maya morelense cerraron el año con el término de la sequía, con deficiencia y bajas en sus hatos ganaderos, pues fue una de las temporadas más largas en todos los años, aseguró, Fernando Dzib, líder ganadero en el municipio.

Fernando Dzib señaló que cada ganadero habrá perdido entre cinco y seis animales por rancho, pues la falta de comida y agua fueron los elementos importantes como cada año, pero está vez más prolongada, por lo que opinó que sería importante que los gobiernos en el siguiente año implementaran proyectos para amortiguar esa temporada.

Entre las sugerencias que dio a conocer, está la realización de mecanizados con pasto para ganaderos en cada región, así mismo la realización de pozos en los ranchos para ahorrar el acarreo de agua, que es el trabajo más pesado en esta temporada.

Por otra parte, opinó que el recorte por parte del gobierno federal perjudica aún más está situación, pues si con el recurso que se tenía anteriormente llegaba un poco, ahora con el recorte será aún más difícil.