Las mujeres representan el 51% de la población total mexicana, pero no significa una mayor participación en el campo laboral en comparación a la de los hombres.