qWL5dLIe5X0

La vanidad, la vergüenza y la incomodidad son algunas de las razones por las que las personas se niegan a portar un cubrebocas.