SHT3QCRBOuE

El cambio climático está provocando que las algas comiencen a crecer, mismas que absorben grandes cantidades de dióxido de carbono.