La tormenta tropical “Cristóbal” dejó estragos que comienzan a preocupar al sector turístico de Cozumel, uno de los 40 municipios que se unieron para lanzar campañas de promoción turística para motivar a visitantes regionales y nacionales a recorrer el país.

La playa pública “San Martín” fue tragada por el fuerte oleaje. La arena regresó al mar dejando al descubierto el suelo cárstico de la zona costera y un desnivel que en algunas zonas alcanza hasta dos metros de altura.

Brenda Hernández Hernández, maestra en ciencias, comenta que no es posible establecer el tiempo que pasará para que los arenales vuelvan a la normalidad, puede tardar meses o años.

Esta playa era una de las más visitadas por turistas y era uno de los sitios más atractivos para las personas que llegaban en cruceros.