Personal de Dirección de Fiscalización y del Servicio de Administración Tributaria (SAT) de Quintana Roo clausuró un cenote y decomisaron equipo de sonido, tras irrumpir en un evento de música electrónica.

El evento de música que pretendía ser realizado el pasado lunes por la noche en el cenote “Escaip Light” en Tulum fue suspendido por las autoridades, al no estar permitido -todavía- este tipo de eventos en la entidad.

Al cenote ubicado en la carretera federal Tulum-Playa del Carmen, a la altura del kilómetro 239, también acudieron elementos de la policía, para llevar a cabo la diligencia y notificar al encargado del lugar, sin embargo, no fue posible localizarlo y se entrevistaron con el responsable de la música, quién informó que el había sido contratado vía internet para dar dicho evento.

Ante ello, las autoridades procedieron a clausurar el lugar y cerca de las 23:00 horas colocaron los sellos relacionados con el acta de clausura TLM-0137-2020.

En el evento se identificaron alrededor de 10 personas. El responsable tendrá que presentar la documentación que avale que es el dueño del lugar, para que puedan recuperar el equipo de audio y seguir con los pasos para levantar los sellos oficiales.

Desde que inició la contingencia sanitaria, se han realizado diversas multas en establecimientos, pues la gente no respeta las medidas de seguridad establecidas para terminar con la transmisión del virus en la entidad.

De acuerdo con el semáforo estatal de riesgo epidemiológico COVID-19, la zona sur y norte del estado se encuentran en color naranja, lo que significa que la apertura de los actividades es del 30%, y los gimnasios y clubes deportivos al aire libre podrán tener capacidad del 50%.

En cuanto a las actividades que todavía no están permitidas se encuentran escuelas, playas y parques públicos, bares, centros nocturnos y discotecas, entre otros.

 

Te recomendamos:

Mejora la percepción de la situación económica de los quintanarroenses