Después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara emergencia de salud internacional por el nuevo brote infeccioso y se impusiera cuarentena en Wuhan, decenas de mascotas fueron abandonadas por sus dueños, quienes después de las vacaciones del Año Nuevo Lunar partieron en masa, y ahora suplican que cuiden de ellas a quienes decidieron quedarse, debido a que les es imposible regresar.

El pasado 30 de enero, un usuario de la red de microblogs Weibo (lo que equivale a usar Facebook en China) publicó desesperadamente: ¡Por favor, ayúdame alimentando a mi gato”

Y fue hasta el pasado lunes 3 de febrero que anunció que había encontrado a una persona que cuidará y alimentará a su gato, Maomao.

Tras la publicación, el dueño de Maomao decidió concientizar a la sociedad que quedó rezagada, y utilizó el hashtag “salvar a las mascotas que quedaron en Wuhan” en redes, hoy es el tercero más frecuentado en Weibo.

Con el objetivo de ayudar a los millones de habitantes que han solicitado ayuda con sus animales, la Asociación de Protección de pequeños animales creó un grupo en la aplicación de foro de discusiones QQ china, para que las personas que quieran sumarse a la causa, puedan encargarse de alimentar a los animales que quedaron en el exilio.