La política de austeridad federal alcanzó al Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE) y ya fueron retiradas las computadoras con las que se desempañaba el personal, así lo dio a conocer la directora de la intitución, María Novaro, en una mesa de trabajo con cineastas y productores que se realizó para buscar propuestas que puedan incluirse en el Fidecine; único fideicomiso que apoyará la producción de cintas en 2021.

María Novaro agradeció todas las ideas que existan para realizar convocatorias incluyentes, entre las que se encuentran las especializadas para el cine de animación, para menores y adolescentes.

En mayo, la directora había informado que el IMCINE devolvió 6 millones de pesos, esto debido a la política de austeridad y la prioridad de que las instituciones dieran recursos a la lucha contra el COVID-19, lo que a su vez hizo que se deshicieran de proyectos que ya estaban contemplados.

Una de las propuestas de operación del fideicomiso contempla que no se les pague a los evaluadores o consultores de proyectos, como se hacía con anterioridad.

Asimismo, María Novaro informó que está al pendiente de la redacción de la Ley de Cinematografía, para así poder contemplar una extensión del Fidecine que permita apoyar películas de corte autoral que antes estaban a cargo del Foprocine, el cual el próximo año dejará de existir.

 

Te podría interesar: SECRETARÍA DE ECONOMÍA RESTRINGE PAPELERÍA, REFRIGERADORES, USO DE LUZ, AGUA EN BAÑOS Y JARDINERÍA POR AUSTERIDAD