Latinoamérica tiene la mayor cantidad de personas indígenas en pobreza extrema.