Los viajes todo pagado siempre han estado ahí para asegurar le economía de la zona hotelera, es decir, una derrama segura sobre los productos que oferta un hotel en específico, en ocasiones incluso el servicio de antro; sin embargo las plataformas digitales de alojamiento han brindado nuevas aportaciones, que en realidad nadie esperaba.

Sí, al contar con sólo el servicio de hospedaje, las plataformas digitales de alojamiento obligan a que el turista salga a las calles, a comer, a tomar una copa, a recrearse, tal vez en museos o en otros atractivos, que dependiendo de la ciudad se ofrecen.

Y es así como Cancún ha mejorado su economía en las calles, dejando estables a aquellos que ofertan en este sector, al igual que las plataformas paralelas que existen a las de hospedaje, es decir Uber, Uber Eats y Rappi.

“El sol, sale para todos” ¿estás de acuerdo?