La vida se celebra con más vida. Así es, cada nacimiento en Bélgica se celebrará sembrando un árbol.

Esta iniciativa forma parte del Plan de Clima, que el pasado mayo fue adoptado por Bruselas, pero que se espera que sea en 2020 cuando se ponga en marcha.

Con eso se pretende reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y ayudar al planeta.

Con los tres mil nacimientos que se presentan en Bruselas al año, este proyecto denominado “Baby Boom” ayudará a reducir hasta 13 toneladas de CO2 al año.

Sin duda es una iniciativa que muchos países deberían comenzar a adoptar, ¿se imaginan si esto pasará en México?