Fonatur ha informado que se plantarán tres árboles por cada uno de los que se derriben en la construcción de las vías y estaciones del Tren Maya.

¿Recuerdan que en meses anteriores les habíamos contado que se derribarían 6,637 árboles y que se pretendía reponerlos? Pues bien, ahora serán casi 20 mil árboles los que se plantarán, con los que según Fonatur se beneficiará a la región y permitirá contrarrestar el impacto de la tala ilegal de selva.

Por otro lado, también informaron que el impacto mayor del proyecto será sobre pastizales cultivados y áreas de vegetación secundarias, y no sobre la flora endémica de la Península como se había especulado.

Además, con la restitución de las áreas afectadas el impacto a la fauna podrá ser recuperado y mitigado.

Con todo esto dicho, de que pretenden recuperar a la fauna y triplicar la cantidad de árboles que van a derribar, vale la pena recordar que únicamente los primeros tres tamos (Palenque-Izamal) cuentan con Manifiesto de Impacto Ambiental y, hasta eso, no ha sido autorizado por la Semarnat.

¿Qué opinas?

 

Te podría interesar: ¡QUE SIEMPRE SÍ! TRAMO MÉRIDA-CANCÚN-CHETUMAL DEL TREN MAYA SERÁ ELÉCTRICO