El COVID-19 no es la única amenaza para los Juegos Olímpicos de Tokio 2021, ahora una plaga de ostras ha puesto en riesgo la sede del Sea Forest Waterway, ¿Será que los organizadores necesitan una limpia?

Te recomendamos leer: ¿Por qué no debemos tocar los estromatolitos?