Felipe Carrillo Puerto.- A partir del viernes 20 de marzo 2020, las iglesias católicas de esta ciudad evitarán actos masivos de concentración debido a la emergencia sanitaria del coronavirus y como disposiciones de las autoridades para evitar contagios de esta enfermedad. 

El sacerdote de la ciudad, Carl Francis Kuss, señaló que en días pasado mediante un comunicado por parte del obispo Pedro Pablo Elizondo se dieron a conocer las nuevas disposiciones que ha tomado la iglesia como parte de las medidas preventivas sobre el tema de la pandemia del coronavirus.

Mencionó que la Iglesia Católica estará utilizando el Internet como un medio importante para hacer llegar  el evangelio a los católicos, mediante plataformas digitales o redes sociales, y así mantener activos a los fieles durante esta contingencia; sin embargo destacó que las iglesias permanecerán abiertas para las personas que acudan a realizar una oración, ya sea personal o en familia, pero no en masa.