La Organización Panamericana de la Salud (OPS) pronosticó que para finales de agosto, México llegará al pico de la epidemia de COVID-19 y que se requerirán más medidas de distanciamiento social.

Durante una conferencia virtual, el subdirector del organismo de las Naciones Unidas, Jarbas Barbosa, instó a los países y ciudades a controlar la transmisión tras el pico.

“Instamos a todos los países a que analicen cómo las medidas de distanciamiento social pueden ser más eficaces, cómo pueden proteger a las familias pobres o a las personas que se encuentran en la economía informal de manera que puedan respetar las medidas de distanciamiento social”, dijo el subdirector.

El especialista también argumentó que se deberán tomar más medidas de distanciamiento, ya que en América Latina no ha sido suficientes para controlar la transmisión de la enfermedad.

“Las medidas tomadas fueron importantes para contener la velocidad, pero no alcanzaron a la efectividad para controlar la transmisión y controlar la curva”, expuso.

¿Qué opinas?

 

TE PODRÍA INTERESAR: EL COVID-19 DEJA TRASTORNOS PSIQUIÁTRICOS EN EL 55% DE LOS PACIENTES, REVELA UN ESTUDIO