México enfrenta la peor caída en la historia de la economía. El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que, a raíz de la pandemia y la suspensión de las actividades, el país sufrió una caída histórica de 17.1% en el segundo trimestre de 2020.

Tan sólo entre abril y junio, las actividades secundarias como la industria y manufactura registraron una caída del 23.44%; las terciarias o relacionadas con los servicios presentaron una contracción del 15.1% y las actividades primarias o agropecuarias cayeron 2%.

Las peores cifras se reportaron en los servicios de esparcimiento culturales y deportivos, la caída fue de 72.82%, mientras que los servicios de alojamiento temporal y preparación de alimentos y bebidas presentaron una contracción de 67.52%.

Esta es la quinta caída trimestral consecutiva de la economía mexicana y en contracción anual, el PIB se contrajo 18.7%, tan sólo en el segundo trimestre de este año y respecto al mismo periodo del año anterior.

El presidente de la Junta de Gobierno del Inegi, Julio Alfonso Santaella, informó que la contracción anual del PIB del país durante la crisis sanitaria por la pandemia de COVID-19 en el segundo trimestre de este año “superó las caídas previas de 2009- T2 (-7.7%) y 1995-T2 (-8.6%)”.

Es así que esta es la mayor caída registrada desde 1995, cuando la caída fue de 8.6% y se sufrió una crisis económica en el país.

El PIB es un indicador económico que refleja el valor monetario de todos los bienes y servicios finales producidos en el país y ofrece una visión clara de la evolución de las actividades económicas del país, para una mejor toma de decisiones.

Para calcular el PIB se toma en cuenta el consumo de bienes, consumo de servicios, inversiones, gastos para el gobierno y las exportaciones e importaciones del país.

La caída que el PIB nos señala que México no está generando dinero, empleos y consumo.

¿Qué opinas?