Kantunilkín.- Ante la falta de supervisión por parte de las autoridades de pesca, hombres del mar arrasan con diversas especies marinas incluso tortugas y delfines, incluso en plena laguna Yalahau donde está prohibida la pesca con redes.

El comisariado ejidal de Chiquilá y su anexo San Ángel, Héctor Loeza Rivas, señaló que existen algunos ejidatarios que son pescadores. “Nuestra responsabilidad es ver por la economía de ellos y han manifestado su inquietud por la forma irracional de cómo pescan arrasando con varias especies a pesar de que estén en periodo de veda”.

La autoridad ejidal informó que ninguna autoridad de pesca del estado y de la federación se ha acercado a conocer la situación real que se vive en Chiquilá, en cuanto a las formas de cómo se pesca arrasando con el mero, el róbalo, el pargo, entre otras especies que antes podían pescarse sin tanto problema, ya que había abundancia.

“Es verdad que existe pesca ilegal de pescadores yucatecos pero también hay que señalar que los hombres del mar de mismo Chiquilá quieren pescar en un día lo que pueden hacer en un mes, usando redes donde quedan atrapados hasta las tortugas y delfines, cuyos cuerpos recalan en otros puntos con severas huellas de las redes y eso no puede seguir ocurriendo” dijo tajante la autoridad.