Kantunilkin.- La asociación civil “Amigos de la Esperanza“, conformado por personas con alguna discapacidad, trabajan en la elaboración de piñatas que ponen a la venta a fin de obtener recursos para mantenerse económicamente.

Todas las tardes, los Amigos de la Esperanza se reúnen en casa de Amada Leticia Mariano Canul, quien es la instructora, para iniciar con la elaboración de piñatas, una iniciativa que tuvieron para obtener recursos y las ganancias se distribuyen equitativamente con las personas que trabajan en esta actividad.

Mariano Canul señaló que la asociación civil se conforma por 20 personas que tienen alguna discapacidad, pero solo 10 trabajan en la elaboración de las piñatas lo cuales tienen un costo de solo 90 pesos.

Señaló que seguirán trabajando “porque confían en nosotros y en la calidad de las piñatas, las pueden adquirir más baratas y eso es suficiente para nosotros para comprar más material y seguir trabajando en la elaboración de más piñatas porque es nuestra única fuente de ingresos“.

“Yo estoy en sillas de ruedas al igual que otras personas que laboran en esta actividad pero también existen personas con deficiencia visual, sin embargo, eso no quiere decir que no podemos valernos por nosotros mismos, estamos demostrando que podemos trabajar, lo único que pedimos a la gente que compre nuestras piñatas para poder ayudarnos económicamente“; sostuvo la instructora.