Kantunilkín.- A consecuencia de la pandemia, se redujo el personal de vectores en un 60 por ciento porque varios presentan enfermedades crónicas degenerativas, mientras que el Ayuntamiento retiró el personal que tenía asignado en ese departamento, informó el titular de la dependencia Clemente Xooc Hau.

Señaló que esta situación ha afectado seriamente la labor de prevención de enfermedades transmitidas por los moscos como el dengue, zika, chikunguya, paludismo, entre otros, ya que tienen a su cargo a un total de 36 comunidades de este municipio de los cuales hay algunas que no se ha podido visitar, precisamente, por la falta de personal.

Xooc Hau agregó que a pesar de esto, afortunadamente, no existen casos sospechosos de las enfermedades que trasmiten estos insectos pero la preocupación principal se acrecienta por la temporada de lluvias, porque el índice de vectores aumentaría y esto se convierte en una amenaza para los habitantes, ya que podría presentarse algún caso de dichas enfermedades.

Ante esta situación, personal de las casas de salud de las comunidades del municipio y los auxiliares de salud se les ha capacitado para poder monitorear el incremento de moscos para iniciar labores de fumigación a fin de descartar que se presenten casos de dengue, zika, chinunguya.