Como consecuencia del COVID-19, el personal de salud en México muere seis veces más que en China, cinco veces más que Estados Unidos y dos veces más que en Italia, de acuerdo con el análisis elaborado por Sofía Ramírez Aguilar, investigadora de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad.

En México, durante los primeros días de mayo, la tasa de contagios entre los trabajadores de la salud fue de 23% y posteriormente disminuyó a 21%, según el reporte oficial el 16 de junio.

Además, el mismo día la cifra de defunciones acumulada de trabajadores de la salud en el país subió a 463, es decir, que por cada mil muertes provocadas por COVID-19, 26 corresponden al personal de salud.

En China solo el 4% del personas sanitario sufrió contagios durante las semanas de mayor contagio, y en Italia solo el 9% del personal se enfermó del virus.