José María Morelos.- Hace más de un mes, las tornamesas de “Dj Gasper” o de nombre Gaspar Puc, se encuentran guardadas, los bailes públicos, privados e incluso, las fiestas familiares se han suspendido como consecuencia del COVID-19; su pequeña empresa que ofrecía audio, iluminación, videograbación y fotografía, se paralizó completamente.

Anotó que la pandemia ha paralizado por completo la industria del entretenimiento -por mencionar algunas de las actividades relacionadas- músicos, djs, camarógrafos, fotógrafos, técnicos en audio e iluminación y cargadores, se han quedado sin trabajo.

“Había familias que se reunían y ya no se está realizando esta cuestión, y no solamente la industria de la música, o sea independientemente, un conjunto, que es lo que conlleva, músicos, los que venden cerveza… todos están pereciendo en esta cuestión porque no tienen un trabajo…”, indicó.

Expresó que algunos de los integrantes de esta industria tienen un empleo que los respalda, pero un importante porcentaje se dedicaba de lleno a la actividad y son estos los que enfrentan las peores consecuencias de la crisis que se vive en el mundo del entretenimiento.