En el marco del primer informe del mandatario presidencial de México, aún quedan algunos pendientes para el estado. Sobresalen el aumento en el presupuesto estatal y la definición puntual de lo que sucederá con el Tren Maya.