La falta de señalización en los arrecifes de Mahahual y la visita de decenas de turistas que acuden a bordo de embarcaciones todos los días, pone en riesgo dicho ecosistema.

Se trata del banco Chinchorro, una barrera de arrecifes de coral que forma parte de la reserva de arrecifes de México y la segunda más grande del mundo.

Localizada frente a las costas de Mahahual, dicha reserva ofrece servicios como buceo, snorkel, pesca de captura y liberación, además, de observación de flora y fauna.

peligran-arrecifes-mahahual-falta-senalizacion

Te puede interesar: PLAYAS Y ARRECIFES DE QUINTANA ROO CUENTAN CON SEGURO DE PROTECCIÓN  

Estas actividades significan una fuente importante de ingresos para los pobladores de la localidad. Sin embargo, muchas de las embarcaciones que arriban suelen ocasionar daños a los arrecifes de Mahahual, debido a la falta de señalización que existe en torno a ellos.

Recorte afecta cuidado de arrecifes de Mahahual

En junio del año pasado, María del Carmen García Rivas, directora del Parque Nacional Arrecifes de Puerto Morelos, había advertido de esta serie de problemas por el recorte realizado a la Conanp.

De acuerdo con la ambientalista, la reducción afecta todos los trabajos en campo y representa un riesgo para los propios recursos naturales de estas reservas marinas o terrestres.

Advirtió también que a la larga, las repercusiones pueden tener un costo económico mucho más alto.

“Si destruyen el arrecife no habrá presupuesto que alcance para repararlo, si los pescadores furtivos acaban con un banco de peces, eso afectará la economía de los pescadores”, explicó.

peligran-arrecifes-mahahual-falta-senalizacion

Áreas Naturales Protegidas de Quintana Roo

En Quintana Roo, las Áreas Naturales Protegidas de carácter federal abarcan una superficie de más de siete millones de hectáreas. De ellas, 5.7 millones de hectáreas abarcan la gran Reserva de la Biósfera del Caribe mexicano.

Desde el anuncio del recorte, la Conanp tuvo que reprogramar sus recorridos de vigilancia para evitar la presencia de pescadores ilegales.

Sin embargo, cada salida implica un gasto de gasolina que no se podrá solventar, además del mantenimiento de las lanchas

“El peor escenario es que nos quedemos sin embarcación y la inacción nos va a salir carísimo. Si alguien destruye el arrecife ni en cientos de años se va a restablecer”, sentenció.

¿Qué opinas?

Te puede interesar: SUSPENDEN ACTIVIDADES ACUÁTICAS Y RECREATIVAS EN ARRECIFES DE COZUMEL