Las organizaciones civiles que han conseguido amparos contra el Tren Maya han recibido financiamiento por parte de fundaciones extranjeras, quienes han otorgado más de 13 millones de dólares.

Con apoyo de financiamiento por parte de diversas fundaciones extranjeras, las organizaciones civiles han logrado amparos para la construcción de uno de los proyectos estrella del gobierno federal.

Amparos_contra_el_tren_maya_fundaciones_extranjeras

Amparos contra el Tren Maya

Las organizaciones consiguieron amparos contra el Tren Maya con financiamiento que fue otorgado por diversas fundaciones extranjeras para detener la construcción en la zona, pues acusan que estas prácticas destruyen las áreas naturales de la región.

Se trata del Consejo Regional Indígena y Popular de Xpujil S.C (CRIPX), que recibió 565 mil 377 dólares. El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), con 1.3 millones de dólares. Diálogo y Movimiento A.C. (DIMO), a la que han otorgado 420 mil 580 dólares. La Fundación para el Debido Proceso(DPLF), con 2.4 millones de dólares. Indignación, Promoción y Defensa de los Derechos Humanos A.C., 620 mil 570 dólares y el Consejo Civil Mexicano para Silvicultura Sostenible (CCMSS) que ha recibido 7.7 millones de dólares.

A través de juicios de amparo, únicamente dos de las seis organizaciones han lograron obtener la suspensión definitiva de los tramos 1 y 7 del Tren Maya.

Desde 2006 hasta la fecha, los grupos mencionados han recibido en total 13 millones 37 mil dólares. 

Patrocinadores de los amparos contra el Tren Maya 

Las principales donantes son Fundación Kellogg y Fundación Nacional para la Democracia, ambas de Estados Unidos; Fundación para la Vida Silvestre, de Argentina; el Fondo de Oportunidades Globales del Ministerio Británico de Asuntos Exteriores, del Reino Unido; y la Fundación Heinrichi Boll Stifung, de Alemania.

El pasado 7 de mayo, la organización Indignación, Promoción y Defensa de los Derechos Humanos A.C promovió un amparo contra la obra en Palenque (Tramo 1), la cuál terminó con la suspensión definitiva el 22 de junio pasado. Su principal donante fue la Fundación Kellogg.

De igual manera, la organización CRIPX logró frenar los trabajos de la construcción del Tren Maya en el Tramo 7, en Calakmul.

Desde que se anunció el megaproyecto del presidente Andrés Manuel López Obrador, diversas organizaciones en defensa del medio ambiente y los recursos naturales han promovido amparos contra el Tren Maya, pues aseguran que estas prácticas violan los derechos humanos de las comunidades.

¿Qué opinas?

 

Te recomendamos: Expertos afirman que el Tren Maya podría ocasionar ecocidio e incrementar el comercio de especies