Cozumel.- El personal del ayuntamiento de Cozumel sufre agresiones tanto físicas como verbales, por parte de algunos pasajeros que se niegan a respetar las medidas sanitarias en los muelles de Playa del Carmen y Cozumel, a pesar de que se ha dejado claro que son obligatorias para evitar que más personas resulten contagiadas de COVID-19.
De acuerdo con el asesor técnico del municipio, Gerardo Arzate Jiménez, se asignó a personal en el muelle privado de Playa del Carmen llamado “Navega”, para promover y hacer respetar las medidas sanitarias establecidas para proteger la salud de los pasajeros.
Sin embargo, no todos están cooperando, ya que algunos viajeros se muestran renuentes a respetar la sana distancia, el uso del cubrebocas y a ser revisados a través de la lectura de temperatura, agrediendo con insultos e incluso con manotazos al personal de la Unidad de Inspección Sanitaria Cozumel.
En estos casos, explicó que se ha pedido la intervención de los elementos de la Policía Quintana Roo o de la Guardia Nacional (GN) que están presentes en el muelle “Navega” precisamente para actuar en este tipo de situaciones.
Por lo tanto, pide el apoyo y compresión de los pasajeros para respetar las medidas sanitarias ya que con ella se garantiza la salud de todos y disminuir el contagio de este virus que ha atacado a millones de personas a nivel mundial.