Kantunilkín.- La modalidad de educación a distancia representa un duro golpe a la economía de papelerías, al decaer sus ventas en un 90 por ciento, informó el dirigente de la Cámara Nacional de Comercio (CANACO) Arturo Trujillo Lizama.

A consecuencia del coronavirus, el próximo ciclo escolar será a distancia para evitar contagios y esta situación afectó a las papelerías del municipio, las cuales tuvieron un desplome en sus ventas en útiles escolares. En años pasados, desde dos semanas antes del arranque del ciclo educativo, los padres de familia ya habían empezado a adquirir libretas, mochilas y otros productos para sus hijos que retornarían a las aulas educativas.

“Esta situación es totalmente distinta, por el COVID-19, las papelerías han desplomado sus ventas a pesar de que los propietarios surtieron de diversos útiles escolares con la esperanza de que las cosas mejorarían y se tengan clases presenciales y con ello poder vender, pero la situación no fue como lo esperábamos”, señaló el líder de la CANACO.

Trujillo Lizama finalmente dijo que son 28 papelerías que existen en este municipio cuyos propietarios pasan una dura situación por la pandemia, y si las cosas no mejoran en las próximas semanas, corren el riesgo de cerrar sus puertas por falta de presupuesto.