Durante años, especialistas en salud han evaluado los daños que las pantallas de tabletas y celulares podrían causar en la población infantil: la salud visual y mental están siempre en la mira.

La incursión de los dispositivos móviles aumentó el tiempo de exposición a la luz que emiten estas, por lo que los efectos a la visión fueron las primeras preocupaciones.

De hecho, se cree que el uso excesivo durante la pandemia por COVID-19 provocará daños en nueve de cada 10 niños y jóvenes, para el 2025.

El especialista en optometría, Iván Camacho, explicó que una de las principales afecciones será la miopía.

Está podría presentarse en el 70% de las y los pacientes, ya que además del tiempo de exposición, estamos cada vez más cerca de las pantallas.

Sigue leyendo: Celulares aumentan obesidad

Por lo que se recomendó a madres y padres de familia limitar la exposición de estos aparatos en los menores de edad.

Debaten sobre impacto en la conducta

Pero los problemas de la vista no han sido las únicas preocupaciones, incluso se han realizado diversas investigaciones sobre el impacto en la conducta.

Un estudio de la psicóloga Sheri Madigan, que siguió a dos mil 400 niños canadienses, mostró que sí había un cambio.

Cuanto mayor era el tiempo delante de pantallas a los dos y tres años, peor era el desempeño a los tres y cinco años, cuando se les realizaba un test de desarrollo.

Este examen analiza su progreso en cinco dominios clave:

  • comunicación,
  • habilidades motoras,
  • resolución de problemas y
  • habilidades sociales.

Sin embargo, otros especialistas han apuntado a evidencias totalmente contraria, indicando que aún no hay resultados concluyentes.

Algunos niños que dijeron pasar mucho tiempo frente a las pantallas obtuvieron bajos puntajes en las pruebas de aptitudes, mientras que otros no.

“La diversidad de los resultados proporciona un mensaje importante de salud pública: que la interacción con pantallas no es nociva por sí sola para el cerebro o para el funcionamiento relacionado con el cerebro”, concluyeron los autores.

Salud: Consejos para evitar daños a la vista

Para prevenir daños a la vista se recomienda adoptar la regla 20-20-20: descansar la vista cada 20 minutos mirando un objeto ubicado a seis metros durante 20 segundos.

Además de lubricar los ojos con lágrima artificial de buena calidad para evitar molestias de resequedad y cuidar la salud visual.

También se deben mantener las pantallas de dispositivos digitales a una distancia de 60 centímetros.

Además de limitar el tiempo frente a los dispositivos electrónicos, así como moderar el brillo de éstos.

Sigue leyendo: Vida virtual: ¿qué pasa en tu cuerpo al estar frente a la pantalla por horas?