En México, los hospitales y clínicas del sistema de salud dejaron de atender a más de un millón de personas por la pandemia de COVID-19. Esto pone en riesgo a las personas que, por cancelaciones de citas, miedo al contagio u otras razones no acudieron a sus valoraciones médicas y desconocen si padecen alguna enfermedad.

Desde el inicio de la pandemia, en el mes de marzo la detección de enfermedades disminuyó considerablemente.

pandemia-millon-personas-sin-atencion-medica

Más de un millón no asistieron a sus controles de salud

La detección y seguimiento de enfermedades en el país cayó entre un 20 y 50% tan sólo durante el primer semestre del año. Más de un millón de personas en estos momentos padecen alguna enfermedad y no han sido diagnosticadas.

Enfermedades como VIH, diabetes, depresión, cánceres, desnutrición, alzhéimer, entre otras no han sido detectadas en personas que por alguna razón no pudieron o dejaron de asistir a las unidades de salud.

Se estima que un millón 500 mil personas no recibieron atención hospitalaria y de urgencias en nuestro país en la primera mitad del año.

Además, la cancelación de citas por miedo al contagio, las reprogramaciones y la reconversión de hospitales para ser destinados exclusivamente a pacientes con COVID-19 orillará a que el 2020 cierre con la tasa más baja de consultas dadas en los últimos 16 años.

Millones de personas no saben que están enfermas

Asimismo, los boletines de vigilancia epidemiológica han dejado al descubierto la disminución en los números de detección de diversos padecimientos.

Durante los primeros tres meses del año, los diagnósticos mensuales de diabetes tipo II habían incrementado entre 1 y 4% en comparación al mismo periodo del 2019. Sin embargo, para mayo la detección cayó 22% y en junio alcanzó 28%.

En cuanto al diagnóstico de cáncer de útero, el primer semestre del año disminuyó 37%. El cáncer de mama cayó de tener 10% más que el año pasado a caer en un 20% para junio.

Los padecimientos del corazón descendieron 40% en el séptimo mes de este año.

Lamentablemente, en la detección del VIH las cifras son preocupantes. En el primer semestre del año se detectaron mil 718 casos en comparación a los 6 mil 443 que se presentaron en todo el 2019.

Sin duda este tipo de acciones traerá graves consecuencias para la salud de millones de personas y un problema a largo plazo para el sistema de salud del país.

Cuando todo vuelva a la normalidad la realidad será dura, probablemente el coronavirus no será la enfermedad más peligrosa a la que muchos se habrán enfrentado. El sistema se salud tendrá mucho trabajo por delante para resarcir todo lo que pausado.  

¿Qué opinas?

Te podría interesar: MÉXICO, PRIMER LUGAR MUNDIAL EN PERSONAL DE SALUD FALLECIDO POR COVID-19