Grupos feministas señalaron que las mujeres sufrieron una disminución en el acceso a los servicios de salud sexual por pandemia, especialmente en el tema del aborto.

Los servicios para la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) vieron una reducción de hasta 44% de atención a mujeres en la Ciudad de México, mientras que los servicios a mujeres de otros estados cayeron un 66%.

Esto pese a que la Secretaría de Salud decretó que los servicios de salud sexual y reproductiva eran esenciales, y se mantenían activos y debían ser garantizados.

¿Qué pasó con los servicios de salud sexual?

pandemia-freno-servicios-salud-sexual

Te puede interesar: EMBARAZO INFANTIL AUMENTA DURANTE LA PANDEMIA

Esto pasa porque los distintos hospitales, de todos los servicios de planificación familiar, están cerrados y la prioridad se centra en la atención de COVID-19.

La inactividad del ILE puede provocar un aumento en los embarazos no deseados, incluso entre menores de edad, quienes son víctimas de abuso sexual.

De acuerdo con las expertas, solo el 35% de la población tiene acceso a métodos de planificación familiar.

El Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) señaló que esto es particularmente relevante en pandemia.

En riesgo la vida de miles de mujeres

pandemia-freno-servicios-salud-sexual

Al quedarse en casa, en un contexto en el que aumentó la violencia, las mujeres tienen un acceso limitado a métodos anticonceptivos.

Y son ellas mismas, quienes optaron por medicamentos suministrados en casa para abortar.Además, la falta del ILE provoca que no recurran al médico a verificar el proceso.

Al contrario de lo que se pueda pensar, no lo hacen por temor al contagio, sino de ser criminalizadas.

De acuerdo con el Observatorio de Muerte Materna, en México el aborto clandestino es la cuarta causa de estas defunciones.

Incluso, por rango de edad, la muerte materna en adolescentes ocupa el segundo lugar.

Te puede interesar: ¡LA MITAD DE LOS EMBARAZOS EN MÉXICO SON NO DESEADOS!