Al menos 4 de cada 10 antros en México han cerrado, debido a las restricciones sociales para frenar la pandemia de coronavirus que ha causado más de 200 mil muertos en México.

Ismael Rivera Cruces, presidente de la Asociación Nacional de la Industria de Discotecas, Bares y Centros de Espectáculos (Anidice) dijo que las zonas turísticas son las más afectadas.

Tal es el caso de Acapulco, donde la Asociación de Bares, Restaurantes y Discotecas de la Costera se ha declarado en crisis por la pandemia.

Te puede interesar: HAN CERRADO 380 RESTAURANTES EN CANCÚN POR LA PANDEMIA

En ese destino, al menos el 30 por ciento de los casi 150 antros y discotecas ubicados sobre la zona turística dejaron de dar servicio.

¿Por qué quebraron los antros en México?

Jesús Rivera, presidente de la Asociación, dijo que esta situación se dio porque las autoridades nunca dejaron de cobrar impuestos.

Además, claro, del pago de renta y nómina que ahogaron a los propietarios de estos establecimientos.

“Un local bien establecido paga luz, predial, agua, ISR, dos por ciento al empleado, Seguro Social, que es el más pesado… y no sólo cobraron el impuesto, cobraron la multa, cobraron el recargo y no dieron facilidades”, dijo.

A nivel nacional, el golpe fue a más de 7 mil 200 establecimientos dedicados a la industria de la vida nocturna.

Esto representa el 40 por ciento de los más de 18 mil antros y discotecas que hay en todo el país, según la Anidice.

“Hoy la quiebra de los establecimientos es contundente, estamos asesorando a muchos para poner en suspensión de actividades a muchas empresas”, explicó Rivera Cruces.

El presidente de la asociación acusó a los gobiernos estatales y municipales de no brindar algún tipo de apoyo económico o beneficio fiscal a las empresas de esta industria.

Nos dijeron “cierren y arréglenselas como puedan y ese arréglenselas como puedan sí se pudo los primeros seis meses, pero ahorita ya es prácticamente imposible”, agregó.

Antros en Cancún y Riviera Maya

En el caso de Cancún y la Riviera Maya, los bares y discotecas comenzaron a operar poco después de la reactivación económica que inició en junio.

Esto gracias a que las autoridades otorgaron “permisos especiales” a los centros nocturnos para cambiar de giro y poder operar.

Es decir, ahora se manejan como restaurantes bar y con el servicio de comida pueden abrir sus puertas a un aforo permitido del 60%.

¿Conoces a alguien afectado por esta situación?

Te puede interesar: GOBERNADOR DE QUINTANA ROO EXHORTA A ESTABLECIMIENTOS A CERRAR SUS PUERTAS POR COVID-19