Kantunilkín.- La pandemia derivada del COVID-19 afectó de manera directa a las panaderías, pues panaderos sufren pérdidas a causa del confinamiento.

Panaderos del municipio de Lázaro Cárdenas vieron disminuidas sus ganancias hasta en un 50 por ciento a consecuencia de la contingencia sanitaria.

El presidente de panaderos, Josue Cetz Lozanoya, informó que los clientes prefirieron comprarle a los ambulantes para no salir de casa, además de sufrir un incremento en harina y otros productos esenciales para esta labor.  

Panaderos sufren pérdidas

Dijo que desde el mes de marzo decayó la venta de panes dulces, barras, entre otros productos que elaboran en las panaderías y abundaron los panaderos foráneos que andan por las calles ofreciendo sus productos. Quienes tuvieron mucha demanda porque las personas estaban en casa para evitar contagiarse de COVID-19. 

El panadero dijo que en esta ciudad existen solo 10 panaderías debidamente establecidas, pero existen más vendedores ambulantes foráneos que representan una competencia desleal.

Además, los precios de harina, aceite, levadura, azúcar, entre otros productos, han aumentado y con ello disminuido aún más las ganancias de los panaderos. 

Semáforo epidemiológico, una esperanza

Cetz Lozano dijo que con el cambio del semáforo epidemiológico en color amarillo hay posibilidades de que las ventas mejoren para que los panaderos salgan de la difícil situación que han tenido. Y analizaran qué medidas tomar para evitar el ingreso de tantos panaderos foráneos. 

¿Tu comprabas pan durante el confinamiento?

Te recomendamos: SUSPENDEN FESTEJOS DE ANIVERSARIO 161 DE KANTUNILKÍN