El etiquetado frontal se expande por Latinoamérica, Argentina fue el último en aprobarlo, pero existen otros países que ya lo aplican.

La industria alimentaria del país sudamericano tendrá 180 días para adecuarse a la nueva ley.

El objetivo es informar a las y los consumidores sobre el riesgo que los alimentos con exceso de sodio, azúcares y grasas acarrean para su salud.

Te puede interesar: ONU premia a México por nuevo etiquetado de alimentos

Como ha ocurrido con anterioridad, la ley se ha inspirado en otros países de la región, donde los octágonos negros ya dieron frutos.

La primera nación en implementarlos fue Chile en 2016, donde el sector de la alimentación ha cambiado para bien, según los expertos.

Según estudios, el consumo de bebidas azucaradas se redujo casi un 24% , cambiando los patrones de consumo de los ciudadanos.

Y es que la mayoría consideraba que los productos que compraban en el supermercado eran “saludables”.

En Perú también rigen las advertencias nutricionales desde 2017, cuando entró en vigor la ley y el manual de advertencia publicitaria.

Aunque las normas no se siguen al cien por ciento, se encontró que los productores han modificado los ingredientes y cantidades.

México y Uruguay interponen el etiquetado

En 2018, Uruguay se convirtió en el tercer país de América en adoptar el sistema, pero entró en vigor hasta febrero del 2021.

Las estrategias empleadas por la industria fueron las mismas que en Chile y Perú, dando lugar a una normativa más flexible.

Así es que en Uruguay las empresas tienen la posibilidad de vender como productos libres de sellos a aquellos que contengan un 20% más de sodio.

Incluido un 30% más de azúcares, 45% más de grasas saturadas y 50% más de grasas totales, en porciones de 100 gramos o 100 mililitros.

En México la norma está vigente desde el 2020, pero se diseñó una implementación por fases, la primera entró en vigor el 1 de junio.

Además de indicar el exceso de sodio, azúcar y calorías, en México los productos que contengan edulcorantes o cafeína también están obligados a tener una leyenda.

Aunque el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) señaló que por ahora es muy pronto para hacer un análisis comparativo, la OPS ha emitido su opinión.

Según la Organización Panamericana de la Salud, el etiquetado reducirá en un 15% la obesidad en los próximos años.

Te puede interesar: Coca-Cola Femsa busca amparo ante nuevo etiquetado

Recibe un resumen de noticias en tu teléfono; únete a nuestra comunidad en:
WhatsApp https://bit.ly/2LJhoYq
Telegram https://bit.ly/3fe39c4