Padres de familia realizaron una manifestación en las puertas del Jardín infantil “Estefanía Castañeda” ubicado en la SM 260, en apoyo a madres de familia que denunciaron que sus hijas e hijos fueron víctimas de abuso dentro de la escuela.

Primer caso

La madre de la víctima detectó el abuso cuando su hija se comenzó a quejar constantemente del dolor en el área púbica; tras establecer diálogo con ella, la niña describió a sus agresores, el cuál la madre señala como responsables a dos conserjes del kínder, a quienes se les conoce como “Don Andrés” y “Don Carlos”.

Otros casos

Dos madres de familia se sumaron a las denuncias, debido a que sus hijos también confesaron que habían sido tocados en sus partes íntimas por los dos trabajadores del plantel educativo.

“Los niños no se tocan”, “No queremos conserjes hombres”, son algunos de los carteles que fueron colocados en las rejas del instituto educativo.

Alrededor de 80 personas enfurecidas se presentaron a las afueras de la escuela para exigir que se castiguen a los responsables, sin embargo, la única respuesta fue la de la directora del jardín, quién informó que el contrato de uno de los conserjes acusados ya venció y que hasta el momento no se sabe nada de su paradero.

Respecto al paradero del otro agresor, aparentemente, fue transferido a otra institución, debido a que la madre de la menor que sufrió abuso indicó que, a pesar de interponer una denuncia formal, las autoridades del colegio no tomaron las medidas necesarias para realizar las investigaciones y castigar a los agresores de su hija.