Aunque el Senado ya ha llegado a un consenso sobre el mando civil que tendrá, la propuesta de la Guardia Nacional ha causado polémica desde el momento en que fue anunciada. Muchos han considerado que se trata de una estrategia para militarizar el país, pues supone el uso de las Fuerzas Armadas para garantizar la seguridad pública y eso ha causado desconfianza.

¿Qué es la Guardia Nacional?

La Guardia Nacional es una propuesta del Plan Nacional de Paz y Seguridad que presentó el presidente Andrés Manuel López Obrador. Se trata de la conformación de una guardia integrada por las policías Militar y Naval, la Policía Federal y encabezada por el presidente de la república.

La voz de la ONU

Organismos de las Naciones Unidas se han pronunciado en contra de la Guardia Nacional, pues consideran que el proyecto violaría los derechos humanos.

Jan Jarab, representante en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), manifestó en días pasados su oposición ante la propuesta de la Guardia Nacional. Basado en el derecho internacional ha argumentado que México atentaría contra las garantías individuales, pues la Guardia Nacional supone un peligro para los derechos humanos.

Le preocupa que la Guardia Nacional contará con facultades de investigación que actualmente le corresponden a la autoridad civil;

“La posibilidad de que elementos de las fuerzas armadas realicen tareas como la ejecución de órdenes de aprehensión, entrevistas a víctimas y testigos, además de aseguramiento de bienes, entre muchas otras que lleva a cabo la policía en su labor de investigación del delito, conlleva una clara violación al derecho al debido proceso de aquellas personas presuntamente involucradas en un hecho delictivo, la vulneración de su derecho a la libertad personal y podría comprometer su derecho a la integridad” dijo Jan Jarb a nombre de ONU-DH

Además, expresó su inquietud respecto a los poderes otorgados a las fuerzas armadas, que debieran corresponder a la autoridad civil. Sin embargo, el jueves 21 de febrero, el Senado anunció que se ha llegado a un consenso entre las diferentes fuerzas políticas para realizar modificaciones en el dictamen de la Guardia Nacional.

Recientes cambios en la Guardia Nacional

Dichas modificaciones implican:

-El carácter civil de la Guardia Nacional.

-Tendrá una temporalidad de cinco años.

-Se eliminó la figura de Estado Mayor.

-La presencia de la Guardia en los estados será a petición de los gobernadores.

-Los miembros de la Guardia estarán sujetos a la jurisdicción civil.

Y también se incorporaron las demandas de los organismos internacionales; entre las cuales destacan establecer una Ley para el uso legítimo de la fuerza, la profesionalización de los cuerpos policiacos y un Registro Nacional de Detenidos.

Si bien aún quedan puntos bajo la lupa, estos cambios en el dictamen contribuyen a procurar el respeto a los derechos humanos y responden a las diferentes crítica que han surgido.

Paula O