Esto sucede después del presunto caso de monopolio en la administración pasada, donde tres empresas farmacéuticas fueron las encargadas de surtir el total de fármacos al sector de salud público, donde las ventas fueron millonariamente ridículas.

Es por esto que, como prevención el Presidente de México, López Obrador, ha pedido ayuda a las Naciones Unidas a fin de obtener “un colchón” de medicamentos para poder erradicar el problema de influyentísimo en esta industria. Recalcando que este y los demás problemas de índole nepotista serán resueltos poco a poco.